Quinto Domingo de Cuaresma

Marca en la arena

Dios misericordioso,
tú nos conduces desde las sombras de la vergüenza a la luz del perdón.
Estamos ante ti,
míranos;
nos reconocemos pecadores.
Ayúdanos a sentir la alegría de tu compasión y misericordia.
Fortalécenos,
sabiendo que siempre estás con nosotros y caminas a nuestro lado sosteniéndonos con tu amor y compasión inagotables.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Domingo, 7 de abril de 2019
Libres del pecado
Lecturas del día: Isaías 43:16 – 21; Salmo 126:1 – 2, 2 – 3, 4 – 5, 6; Filipenses 3:8 – 14; Juan 8:1 – 11. Todos somos pecadores. En el evangelio de hoy, el pecado de la mujer es el ojo de atención de los que se reúnen en el templo. Cuando la mujer es llevada ante Jesús, la gente del templo quiere que Jesús se les una para condenarla. Jesús escribe en el piso y algunos creen que deletrea los pecados de los allí reunidos.
A veces el pecado es público y a veces oculto. La gente se aleja en su pecado, para evitar notoriedad. Pero también se están alejando de la redención y la salvación que Jesús ofrece. Solo queda la mujer que no sabe qué quiere. Ella de pie, en su pecado, y cara a cara con Jesús es restaurada en su dignidad y honor. Ni siquiera solicita el perdón, pero Jesús sana sus heridas y la invita a “no pecar más”. El camino que ella llevaba habría terminado por perderla, tarde que temprano.
Ella tuvo la opción de escuchar a Jesús y aceptar su misericordia para vivir o ignorarlo para arruinarse con el pecado. Esa misma decisión tenemos enfrente. Podemos vivir con Jesús o perdernos alejándonos de él. Jesús nos ofrece la vida; solo hay que tener valentía para aceptarla. Él nos espera en el sacramento de la Reconciliación, para perdonar nuestros pecados y encaminarnos por una ruta nueva de libertad y de vida.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Esta semana en casa

Lunes, 8 de abril
Luz del mundo
Cuando Jesús dice: “Yo soy la luz del mundo”, pronuncia una de las siete declaraciones de “Yo soy” del evangelio de san Juan. Cada “Yo soy” explica quién es Jesús para el creyente. Por el sacramento del bautismo, sabemos que la luz es más fuerte que la oscuridad. En su oración, medite en cómo Jesús es luz para usted y en cómo puede usted caminar como hijo de la luz. Lecturas del día: Daniel 13:1 – 9, 15 – 17, 19 – 30, 33 – 62; Salmo 23:1 – 3, 3 – 4, 5 – 6; Juan 8:12 – 20.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Martes, 9 de abril
Esperar en el Señor
Cuando la comida escaseaba, los israelitas perdieron la esperanza en el Señor y se quejaron de que los sacaron de Egipto solo para morir en el desierto. ¿Alguna vez se ha sentido decepcionado y se ha quejado ante el Señor, culpándolo por su desgracia? A lo largo de la Cuaresma, haga consciencia de lo rápido que usted pierde la esperanza cuando las cosas no le favorecen. Entregue sus problemas al Señor, y rece con el salmo responsorial: Señor, escucha mi oración y mi clamor llegue a ti. Lecturas del día: Números 21:4 – 9; Salmo 102:2 – 3, 16 – 18, 19 – 21; Juan 8:21 – 30.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Miércoles, 10 de abril
La verdad los hará libres
“Si se mantienen fieles a mi palabra… la verdad los hará libres”, les dice Jesús a los que creen en él. Los judíos no entendían su cerrazón como condición de esclavitud. La verdad que Jesús proclama viene a liberarlos. Meditemos en lo que nos esclaviza hoy. ¿Qué le mantiene cautivo? Reflexione en silencio sobre las Escrituras, y permita que Dios lo libere de cualquier carga o agitación que le impida abrazar la Palabra de Dios. Lecturas del día: Daniel 3:14 – 20, 91 – 92, 95; Daniel 3:52, 53, 54, 55, 56; Juan 8:31 – 42.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Jueves, 11 de abril
Yo seré su Dios
¿Quién es usted? Las personas suelen identificarse a sí mismas por su trabajo, posición en la vida o relaciones sociales. El Señor inició una relación de alianza con Abraham, al prometerle que lo haría el padre de una multitud de naciones. Dios mantendría este pacto con los descendientes de Abraham a través de las edades. ¿Se identifica usted como un hijo de Dios? ¿Es la relación con Dios la que a usted lo define? Lecturas del día: Génesis 17:3 – 9; Salmo 105:4 – 5, 6 – 7, 8 – 9; Juan 8:51 – 59.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Viernes, 12 de abril
Roca de mi refugio
Jesús se mantuvo firme y confrontó a los judíos cuando quisieron apedrearlo. Luego intentaron arrestarlo para formarle cargos por lo que decía, porque lo consideraban blasfemo. Ellos son críticos de su relación con el Padre. ¿Alguna vez se ha identificado usted con los judíos? ¿En algún momento el miedo, los celos o la ira lo llevaron a acusar injustamente a otra persona? Conforme avanzamos hacia el final de la Cuaresma, confíe en el Señor como su refugio y su escudo. Lecturas del día: Jeremías 20:10 – 13; Salmo 18:2 – 3, 3 – 4, 5 – 6, 7; Juan 10:31 – 42.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Sábado, 13 de abril
Corazón complaciente
Hoy escuchamos en el evangelio que los líderes judíos están muy preocupados porque si la gente cree en Jesús, los romanos se apoderarán de sus tierras. Hasta ahora han estado a salvo y seguros. Como preparación a la Semana Santa, medite en lo que le asemeja al Sanedrín. ¿Reconoce usted aspectos de su vida con los que se sienta tan cómodo y seguro que le impida recibir la Palabra de Dios en su corazón? ¿Se ha dejado desafiar por el Evangelio de Jesús esta Cuaresma? Decida cómo le dará prioridad a su participación en las liturgias de la Semana Santa. Lecturas del día: Ezequiel 37:21 – 28; Jeremías 31:10, 11, 12 – 13; Juan 11:45 – 57.
© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Share →

Leave a Reply