Segundo Domingo de Cuaresma

La voz

Señor, al hacer alianza con Abraham le prometiste que sus descendientes serían más numerosos que las estrellas.
Hablaste y Abraham escuchó tu voz.
Sin embargo,
dudas y dificultades sembraron confusión e inseguridad en tu siervo.
Nosotros también escuchamos tu voz anunciando:
“Este es mi Hijo elegido. Escúchenlo”.
Concédenos acercarnos a tu Palabra,
especialmente, cuando la duda y la oscuridad nos asalten,
para que hallemos la paz y claridad que solo tu Palabra ofrece.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Domingo, 17 de marzo de 2019
Mi sacrificio
Lecturas del día: Génesis 15:5 – 12, 17 – 18; Salmo 27:1, 7 – 8, 8 – 9, 13 – 14; Filipenses 3:17 —4:1; Lucas 9:28b – 36. Abram obedece los mandatos del Señor y obtiene su bendición. Dios lo dirige y lo guía a un lugar nuevo. Al elegir a Abram, Dios lo invita a una alianza. Dios inicia la relación y espera la respuesta humana. El ritual describe una alianza muy antigua. Con temor de Dios, Abram se compromete en alianza, y Dios le promete una descendencia numerosa y una tierra.
En el evangelio, Jesús escoge a tres discípulos para que lo acompañen a la montaña. Allí encuentran la gloria de Dios cuando ven a Jesús como nadie antes lo había visto. Pedro quiere hacer unas tiendas para poderse quedar en la montaña, experimentando la gloria de Dios. El apóstol no entiende lo que ha visto. Dios va a llamar a Pedro a un sacrificio mayor. Dios anuncia: “Este es mi Hijo elegido. Escúchenlo”. ¿Entendió Pedro mejor a Jesús y a lo que Dios lo llamaba?
Al escuchar a Dios y al anteponer su voluntad a todo, la recompensa será mayor de lo imaginable. ¿Cómo vive el discipulado usted? ¿Escucha usted la voz de Dios? La semana que viene, concéntrese en lo que Dios lo llama a hacer y a ser, en este momento sagrado de la historia.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Esta semana en casa

Lunes, 18 de marzo
Cambiar el corazón
La Cuaresma es tiempo oportuno para cambiar el corazón. En el evangelio hallamos ejemplos concretos de cómo hacerlo: no juzgar a los demás, no criticarlos, cultivar un corazón compasivo y amoroso. Pensemos también que seremos juzgados de la misma manera en que reaccionamos ante los demás. Especialmente hoy, absténgase de calificar negativamente a los demás. Lecturas del día: Daniel 9:4 – 10; Salmo 79:8, 9, 11, 13; Lucas 6:36 – 38.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Martes, 19 de marzo
San José
Hoy honramos a san José, esposo de María y padre putativo de Jesús. Por las Escrituras, José es hombre justo y recto. No dan muchos detalles de él, pero lo que él hace retrata su fe. Cuando en sueños el ángel le pide recibir a María, su esposa, abandona su plan de repudiarla secretamente. Obediente, nombra al niño Jesús, como le indicara el ángel. A veces no entendemos el plan de Dios para nosotros. Oremos para buscar con ahínco hacer la voluntad de Dios. Lecturas del día: 2 Samuel 7:4 – 5, 12 – 14, 16; Salmo 89:2 – 3, 4 – 5, 27, 29; Romanos 4:13, 16 – 18, 22; Mateo 1:16, 18 – 21, 24.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Miércoles, 20 de marzo
No para ser servidos sino para servir
La madre de los de Zebedeo solicita que sus dos hijos discípulos ocupen los lugares de honor junto a Jesús, uno a su derecha y el otro a su izquierda en el Reino. A los otros diez discípulos no les agrada esa solicitud. Ninguno entiende todavía que el Reino de Dios está llegando mediante la servidumbre. ¿Qué le pide a Dios conforme atraviesa usted momentos difíciles o de tristeza? Lecturas del día: Jeremías 18:18 – 20; Salmo 31:5 – 6, 14, 15 – 16; Mateo 20:17 – 28.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Jueves, 21 de marzo
El rostro de Cristo
La parábola del rico y Lázaro nos lleva a reflexionar sobre nuestra actitud hacia los pobres. ¿Qué puede hacer con su familia para responder a las necesidades de los pobres de la comunidad? Quizá proveer comida para un refugio o servir en un comedor de beneficencia comunitario. Hable con su familia sobre su visita, sobre cómo sintieron la presencia de Dios. Pregunte a su familia si percibieron el rostro de Cristo en alguno de los allí presentes. Lecturas del día: Jeremías 17:5 – 10; Salmo 1:1 – 2, 3, 4 – 6; Lucas 16:19 – 31.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Viernes, 22 de marzo
Rechazar la piedra angular
Resulta fácil quedarse fuera del cuadro del evangelio de hoy, sin identificarse con los personajes de la parábola. Los arrendatarios no escuchan al dueño, son exhibidos como desobedientes y codiciosos. En su examen de conciencia, considere cómo escucha usted la Palabra de Dios. ¿Le da gloria a Dios o solo busca su éxito y recompensa individuales? ¿Se preocupa excesivamente por el dinero y las finanzas? ¿Ha hecho daño a alguien, intencionalmente? Lecturas del día: Génesis 37:3 – 4, 12 – 13, 17 – 28; Salmo 105:16 – 17, 18 – 19, 20 – 21; Mateo 21:33 – 43, 45 – 46.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Sábado, 23 de marzo
La alegría de la fiesta
Conocemos la parábola del padre que perdona. Imaginemos ahora lo que el hijo menor esperaría encontrar a su vuelta. Había estado lejos de su país y de la casa paterna y no sabía nada de la familia. A su vuelta, lo que experimenta es la misericordia y el amor de su padre como una fiesta. Esa alegría, sin embargo, se ve comprometida por la reacción del hermano mayor. ¿Hemos juzgado con dureza a los miembros de nuestra familia? Condúzcase hoy en su hogar con deliberada bondad. Lecturas del día: Miqueas 7:14 – 15, 18 – 20; Salmo 103:1 – 2, 3 – 4, 9 – 10, 11 – 12; Lucas 15:1 – 3, 11 – 32.

© 2018 Liturgy Training Publications. 800-933-1800. Texto de Mary Heinrich. Traducción de Ricardo López. Autorización canónica de la Arquidiócesis de Chicago, 28 de agosto de 2018.

Share →

Leave a Reply